Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

LAS RECETAS DE LA RUA: TRUCHA AL VINO DE PITARRA

LAS RECETAS DE LA RUA: TRUCHA AL VINO DE PITARRA

Esta receta es de ésas que te harán conquistar a más de una. Ideal para compartir texturas y algo más. Para ello, sólo has de precisar de algo de paciencia, que a ella le guste el pescado y de:

INGREDIENTES:

2 filetes de trucha

una cebolla
un diente de ajo
albahaca
piñones

aceite de oliva
mantequilla
sal
vino blasón de turra

Lo primero que haremos será dorar un poco el ajo, previamente laminado, y cuando comience a tomar un colorcito dorado, pocharemos la cebolla, añadiéndole sal y albahaca (no una cantidad excesiva, deberás servirte de los dedos). Si la albahaca es fresca, tanto mejor. Pero recuerda siempre que en cualquier supermercado la puedes encontrar donde los tarros de las especias. Cuando la cebolla esté ya transparente, la retiraremos.

Ahora es un buen momento para precalentar el horno a unos 200 grados, ya que el resto del proceso es relativamente sencillo, siempre y cuando tengas los ingredientes a mano.

En una fuente de cristal para horno, pondremos una capa de la cebolla y encima los filetes. Posteriormente, verteremos con la cebolla restante la trucha.

Es el momento de añadir el vino. Pon un dedito en un vaso y rocía lentamente sobre la trucha y la fuente. El vino de Pitarra tiene un sabor muy característico, muy extremeño. Hemos elegido un tinto porque marida muy bien con el pescado de río (aunque mucho me temo que, si acudes a un supermercado a por la trucha, ésta sea de piscifactoría).

Incorpora la mantequilla (a tu gusto, pero teniendo siempre presente que no ha de neutralizar los demás sabores). Añade una pizquita más de sal y los piñones. Con éstos has de llevar cuidado. Recuerda como será tu invitada. Que no sea una apasionada de las dietas es lo apropiado, aunque el pescado es sanísimo y tiene las justitas siempre. Si nos ha salido algo pija, entre las espinas y los supercalóricos piñones, no te comerás nada después. Ojo a este detalle.

Subiremos el horno hasta los 240 grados y lo mantendremos al fuego todo alrededor de quince o veinte minutos. Más o menos hasta que veamos que el Pitarra ha reducido lo suficiente como para ponerte la fuente pringada.

Es conveniente a la hora de extraer la fuente tomar ciertas medidas, si no queremos pasar un mal rato.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Lézard -

Recomendaciones:
1) Los filetes de trucha pueden (y deben) estar previamente desespinados (me encanta esta palabra.)
2) Antes de añadir la cebolla pochada a la bandeja se puede dejar unos minutos escurriendo en un colador y así desengrasarla.
3) Siempre. Siempre es prescindible la mantequilla. Siempre.
4) Me encantan los piñones. Así que estos, aunque hipercalóricos, se pueden quedar.
Con estos sencillos pasos hemos reducido el posible rechazo a esta delicia.
Usted sabrá si merece la pena tanto esfuerzo, claro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres