Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

LA PERFIDIA DE UNA

LA PERFIDIA DE UNA

Mira que yo no he pretendido hablar nunca de esa mujer, o señora , como se prefiera - me da lo mismo, realmente. Una señora enlutada del alma por los millones de problemas descontrolados a los que va pegada siempre. En este país es un problema ser famoso, no se crean. Yo, que lo soy , tengo problemas diariamente, sin ir más lejos. Pero es lo que tiene apoltronarse en la facilidad social que te adjudica el dinero.

Estaba esta noche con mi predilecto Enrique y la encantadora Noelia y hemos ido a parar en una Licorería que han abierto a dos pasos de mi puerta, que ya son ganas de ir provocando a uno. Les ha dado por intitularla LA ANTIGÜALLA. Exacto, así mismo, con una hermosa diéresis, tan inútil como un Madrid sin Guti. Que digo yo que habrá sido por la cosa de darle más pompa a la cosa y han quedado como el culo. Pero si vienen por esta mi ciudad de circunstancias, se la recomiendo, sobre todo su Mojito con Pampero Aniversario.

Y viendo paredes he visto la sofisticada decoración de fotos en blanco y negro donde mezclaban a Dylan con Louise Brooks, a Stan Laurel con Sara Montiel y Oliver Hardy con Lola Flores y se quedaban tan panchos. Un escalofrío me ha recorrido, menos mal el mojito que si no. Y he recordado que yo quería hablar de esta Señora y sus apariciones últimas en todos los programas del mundo televisivo.

Uno no entiende ciertas cosas. La gente puede hacer versiones y destrozar canciones a su gusto (sobre todo los que se meten en la piel del homenaje musical y terminan matando al padre). Vale, que a lo mejor me lo merezco. Pero esto es demasiado. Un bolero es un bolero es un bolero es. Y pretender cantarlo como si de un pasodoble se tratara es un guantánamo. Si, encima, se trata de la maravillosa “Perfidia”, pues voy y me enfado y me manifiesto, que para eso tengo un blog.

A mí me la trae floja que esta señora enviudara joven, que tenga un hijo lelo y lerdo, que su acompañante nocturno esté enchironado y que se diga que fue amante de una que tenía micro y sentía predilección por Tijeritas. Todo eso me la pela, que diría Arturo. Pero que haga de “Perfidia” un pasodoble y digan de ella que es enorme pues no.

Los que pasamos nuestra infancia compaginando (y bien que lo hemos pagado, no se crean) la Zarzuela (mi favorita, por si le interesa a alguien, es El Huésped del Sevillano) con Almodóvar y McNamara; Parchís con Los Pekenikes y a Enrique y Ana con Nat King Cole (que la ha cantado mejor que nadie "Pefidia") no se lo perdonaremos en la vida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

el detective amaestrado -

Y es que el único que hacía maravillosas versiones de Nat King Cole fue el sublime Antonio Vega con "Ansiedad"...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres