Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

EL CAMINO HACIA EL ASCO ES BIEN CORTO Y TIENE CIENTOS DE ATAJOS

EL CAMINO HACIA EL ASCO ES BIEN CORTO Y TIENE CIENTOS DE ATAJOS

A veces ocurre, tus pensamientos te traicionan. Los ves claros en tu mente, pero no son tuyos, son de otro, del otro, del que aguarda siempre pacientemente cualquiera de tus descuidos, y en el momento en el que está desconectada tu alarma, salta y te atrapa. De una forma algo ufana calculas que más del setenta por ciento de los ocupantes del autobús que te lleva a La Defense es o será inmigrante. Es un cálculo, sólo eso, no pretende ser otra cosa. Pero te falla la conciencia y, por un momento, te sientes superior a ellos. No superior en el sentido de los nazis. No en ese asqueroso sentido. Sino que sabes que tu nivel de riqueza - sólo por el hecho de que tú no eres inmigrante y cobras casi decentemente - estará por encima del de ellos. Eso es. No tiene uno ni idea de si hay médicos, arquitectos, directores de sucursales bancarias, abogados, croupiers cuyo salario estará – tiene que estarlo, forzosamente - muy por encima de la media, pero tu cabeza te dice que eso es imposible porque los has convertido en inmigrantes, cuando seguramente todos tengan la nacionalidad francesa.

Y en vez de salir del autobús ufano, creyéndote importante y mejor persona, te bajas sucio, miserable, sintiéndote muy por debajo de ellos, un cretino con mayúsculas.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres