Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

AMNESIA A LA ITALIANA (10 - XII - 05)

Es que son brutos estos italianos hasta para entrar en coma. Resulta que una mujer se ha despertado misteriosamente de uno, que le hacia compañía y la dominaba durante un porron de meses. Hasta ahí, todo perfecto. Qué alegria para todos que esta buena mujer regresara a su realidad cotidiana, a sus desayunos, a alimentar sus ilusiones, a respirar el aire que queda tras la lluvia y a recordar que el invierno no es demasiado duro porque siempre, detras de él, inexorablemente, habrà de arrivar la primavera.

Los médicos, para comprobar su mejora, van y se ponen a hacerle preguntas. Ya se sabe, las tipicas : quién eres, de dónde eres, a qué dedica su tiempo libre, etcétera. Vamos, como en una fiesta erasmus, pero sin cointreau ni red bull. Ella no responde. No es que no lo sepa, es que tiene amnesia, o eso dicen los médicos. Hasta ahí, normal, ya digo. Es una pena, pero el proceso de la amnesia se va expandiendo y cuanto más preguntan, menos responde. No acepta ni el comodín del público, que intenta ayudarle a recordar quién es cada uno. Sin embargo, en un momento dado - imaginamos que viendo la tele u hojeando un periodico de tirada nacional - aparece Silvio. Para el resto del mundo, Berlusconi, es obvio ; pero para ella era Silvio. Como para los cubanos Silvio es Silvio, pero con otro sentido. Que lo reconoció, quiero decir. Cuando los del hospital la escucharon no daban crédito. Era un milagro, que no saben a quién adjudicárselo, porque estábamos en pleno proceso de elección de Benedicto XVI (para los castellanos, Benito) y la cosa estaba tensa, porque todos temíamos que saliera elegido. A esta señora le daba lo mismo, porque tampoco recordaba al anterior, sólo hablaba de su sacratisimo Silvio, el más pío de Italia.

Claro, los medios de comunicacion han tomado esta pequeña anécdota y la han enarbolado por medio mundo, saliendo en todos como una frivolidad más de la sociedad actual. Nadie se ha molestado en pensar por qué esta mujer recuerda a semejante sinvergüenza y no sabe cómo se llaman sus hijos o su marido, en caso de que los tenga. Pero el cerebro humano, a pesar de la revista quo y sus esfuerzos, no deja de ser un misterio. Siempre termina sorprendiéndonos. En algunos casos, por el escaso uso que algunos le dan ; en otros, por su uso indebido, que conducen a teorías irrelevantes y guerras innecesarias ; los que lo utilizan en serio y se ponen a trabajar duro, acaban pagando facturas irremediables, como dicen que Nobel se atormentaba cada vez que se le hablaba de la dinamita.

Por mi parte, el hecho de que esta mujer sólo recuerde a Berlusconi no me parece otra cosa que una reflexión que deberíamos hacer sobre el uso y el abuso de los mass media que todos hacemos, de las horas que la soledad nos hace permanecer delante de la tele, la radio o internet. La soledad que te aleja de todo, de tu familia y tus amigos, que conduce a la melancolía, camino éste que concluye en la locura, como bien aprendí hace poco en una maravillosa exposición parisina. Algo que también hace que los hijos de mis amigos conozcan mejor la biografía de Ronaldinho que la de otros muchos que sí se debiera admirar de verdad por sus obras. Afortunadamente la mejor lectura que se puede hacer, por ejemplo, en el resto de los países de esta pobre mujer es que, de haber sido, es un suponer, española, se hubiera puesto a recordar a Rajoy o Ana Rosa Quintana. Y eso duele. Eso sí que duele.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Eduardo Romero -

Muy cierto.Triste,pero cierto.
Siempre he pensado que los españoles tenemos muchos defectos.El poco patriotismo,podría ser uno.El \"borreguismo\" de seguir una cabeza aunque ésta nos lleve a un abismo,sería otro.Ambos,defectos humanos soportables e indiosincrásicos.Pero lo peor,hoy por hoy,en opinión de un humilde espectador,el de tener por noticia las pericias sexuales de unos,las desgracias de otros,los juicios de la mayoría y su \"dolce fare niente\" generalizado.¿Cómo es posible?¿Cómo puede ser interesante la vida particular de unos,el gran hermano de otros y la férrea cara de casi todos viviendo de la curiosidad de media España televidente?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres