Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

UNA PUBLICIDAD DE LA HOSTIA

UNA PUBLICIDAD DE LA HOSTIA

Yo no es por meter baza en el asunto, pero desde una web se han gastado la leche en publicidad para que en estas fraternales fechas en la que todo es concordia y paz, alegría y bombones, regalos caros y estúpidos de primer orden; donde ni los niños son cordiales ni las mujeres mazapanes y donde más de un tercio del planeta se empeña en dejarnos con el culo al aire entres sus rencillas y sus disputas uno deje de pronunciar cierta palabra malsonante que cada vez que es proferida sin un orden ofende a muchos cristianos que tienen la mala suerte de creerse que lo son.

La palabra viene del latín y, como todo, tiene sus inconvenientes. Según algunos , en latín quería decir ofrenda o sacrificio y era hostia, con acento breve en la –i. Si hacemos caso de lo que dicen otros , ya sería la víctima del sacrificio, mucho más acorde con mis conocimientos básicos de latín, donde está claro que procede de hostis, is que era, y sigue siendo (por la cosa de que no avanzamos en ciertos puntos fundamentales como es el oro y el poder), el enemigo.

Sea como fuere, está claro que la exclamación que todos hemos usado en más de una ocasión (ya se sabe y es digno de admiración que en mi ciudad uno no tropieza y cae, sino que se mete un hostión) tiene que ver con la Sagrada Forma y no con ostia, que es la otra forma de decir ostra, adaptándola del portugués y derivada del latín ostrea. Quizá por eso algunos cursis utilizan la expresión de ¡Ostras!, como muestra de respeto o por la educación que le hayan dado. En la rua, ésta especialmente la utilizamos en nuestros eventuales y lejanos viajes a Vigo, cuando pasamos por los puestos después de horas de fiesta y delicado garrafón.

Hay que tener ganas de ser cristiano para gastarse el copón de euros en hacer publicidad para fomentar el respeto a una Forma, por muy Sagrada que sea, y no ir por ahí ayudando de otras maneras mucho más ventajosas para todos.

Desde nuestro quórum dos anjos pretos animamos a estos admirables cristianos a secundar su labor y a fomentarla de las mejores maneras posibles, para que en un futuro, esperemos no lejano, tengan el apoyo necesario para otros vocablos que merecen el respeto y del que, al parecer, se han olvidado: Tolerancia, Respeto, Concordia. Y también, por qué no decirlo, porque tienen razón, qué hostia . Ya dijeron aquellos que una hostia es una hostia es una hostia es.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres