Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

DEJÉNSE DE SISTEMAS INFALIBLES

DEJÉNSE DE SISTEMAS INFALIBLES

Sabido es que prácticamente nada hablo aquí de mi trabajo, del de verdad, del que me sustenta y me cotiza en la seguridad social. De ese a duras penas hablo, pues está aparcado en otra realidad. Pero vengo observando desde que vivo en esta zona de Extremadura, joven en este tipo de complejos de ocio, que la obsesión de la sociedad actual por tener en sus arcas un dinero indoloro, fácil y abundante le lleva a hacer todo tipo de incongruencias.

Es un defecto de esta sociedad, pensar que el dinero ha de acudir rápido, que ha de ser nuestro por mérito propio y que, idea mucho más peligrosa y emponzoñada, el surtidor ha de ser insaciable. Veo todos los días acudir a mi puesto de trabajo a gente nerviosa, inexperta, apocada y curiosa. Veo cómo crece en cuestión de minutos el aura de su codicia y cómo el hecho de recibir un dinero extra lo tienen COMO ALGO ORDINARIO. No ganan lo inesperado, sino que reciben lo esperado. Y eso hace que me ponga a temblar, consciente de las consecuencias.

Pues al poco lo ESPERADO será doblemente esperado y lo que habría de ser EXTRAORDINARIO se convierte en un SISTEMA.

Olvídense de sistemas. Los sistemas no existen. No hay jugadas milagrosas que nos proporcionen dividendos seguros. No dieron resultados nunca los crecepelos de las ferias.

Es sólo un consejo. Haya cada cuál.

 

p.d. Otra explicación, aquí.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres