Blogia
RUA DOS ANJOS PRETOS

LA FE

LA FE

 

Si alguna vez me he acercado lo suficiente como para creer en la fe, mejor dicho en la Fe, como millones de personas la entienden, fue ayer.

Acérquense hasta Alte. Es un pueblo encantador del Algarve seco, interior portugués, donde a partir de junio el sol regenta todas sus esquinas y en los días claros puedes divisar Vilamoura y el mar. Busquen un horario de misas y entren a su Igreja Matriz, muy bien señalizada, por cierto. Es una iglesia que al extraño encandila por su colorido interior y su retablo preñado de azulejos.

Y ahora póngase lo más cerca posible de su coro, de un altavoz y escuche, escuche. Si aguanta – estoicamente y sin gestos de horror - toda una misa amenizada por los cánticos de aquellas fieles incondicionales entenderá mucho mejor lo que es la fe. O la Fe, como prefieran.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres